Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 24/6/2019
SIETES contiene 92761 citas

 
Ref. ID 102869
 
Tweet
Ueda P, Svanström H, Melbye M, Eliasson B, Svensson A-M, Franzén S, Gudbjörnsdottir S, Hveem K, Jonasson C, Pasternak B. Sodium glucose cotransporter 2 inhibitors and risk of serious adverse events: nationwide register based cohort study
British Medical Journal (BMJ)
14 de noviembre 2018
Volumen 363 página(s) k4365

Los resultados de este estudio retrospectivo de cohortes indican que los inhibidores del cotransportador de sodio y glucosa (SGLT2), comparados con otros fármacos utilizados en el tratamiento de la diabetes de tipo 2 (DNID), se asocian a un riesgo del doble de amputación y de cetoacidosis.

Tiene especial interés que se informa sobre la incidencia de cada una de las patologías examinadas, y no sólo de los riesgos relativos, lo que ayuda a hacerse una idea de la incidencia de cada posible efecto adverso (cetoacidosis, amputación, fractura ósea, insuficiencia renal aguda, infección urinaria, enfermedad tromboembólica y pancreatitis).

Se examinaron datos de 2013 a 2016 en registros de Suecia y de Dinamarca. Se comparó la tasa de incidencia en 17.213 pacientes adultos que recibieron una primera prescripción de un SGLT2 y 17.213 controles emparejados, que recibieron una primera prescripción de un agonista del péptido análogo del glucagon (GLP-1).

En conjunto, se registraron más amputaciones de una extremidad inferior con los SGLT2: 2,7 por 1.000 pacientes y año, comparado con 1,1 por 1.000 pacientes y año [HR=2,32 (IC95%, 1,37-3,91)]. También se registró una incidencia de cetoacidosis más alta con los inhibidores SGLT2 [1,3 por 1.000 y año comparado con 0,6 por 1.000 y año; HR=2,14 (IC95%, 1,01-4,52)].

Por el contrario, las tasas de incidencia de fractura ósea (15,4 y 13,9 por 1.000, respectivamente), insuficiencia renal aguda (2,3 y 3,2 por 1.000), infección urinaria grave (5,4 y 6,0 por 1.000), tromboembolismo venoso (4,2 y 4,1 por 1.000) y pancreatitis aguda (1,3 y 1,2 por 1.000) no mostraron diferencias entre los grupos.

De los 17.000 pacientes tratados con inhibidores SGLT2, un 99% estaban expuestos a dapagliflocina (61%) o empagliflocina (38%).