Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 24/6/2019
SIETES contiene 92761 citas

 
Ref. ID 102863
 
Tweet
Robertson K, Marshman LAG, Plummer D, Downs E. Effect of gabapentin vs pregabalin on pain intensity in adults ith chronic sciatica: a randomized clinical trial
JAMA Neurology (JAMA Neurology)
15 de octubre 2018
página(s) 1

Se describe un ensayo clínico aparentemente absurdo: gabapentina comparada con pregabalina para el tratamiento de la ciática crónica. De hecho, los ensayos clínicos de calidad y los metanálisis de ensayos clínicos (no todos de calidad) indican que estos fármacos no son beneficiosos para mejorar el dolor ni para mejorar la incapacidad en pacientes con ciática crónica.

El ensayo clínico fue a doble ciego y cruzado (primero un fármaco y después el otro, separados por un período de lavado), y realizado en un solo centro. Participaron solamente 20 pacientes con ciática unilateral (de los que se perdieron dos durante el ensayo) de por lo menos tres meses de duración, con imagen a TAC o a RMN compatible con los síntomas.

La dosis de gabapentina fue de 400 a 800 mg tres veces al día, y la de pregabalina fue de 150 a 300 mg dos veces al día, ambas durante 8 semanas, con una semana de lavado.

La variable principal fue el dolor en una escala analógica visual (EAV) de 10 puntos, al inicio y al cabo de 8 semanas. Las secundarias fueron incapacidad (Oswestry Disability Index) y la gravedad y la frecuencia de los acontecimientos adversos.

Ensayo clínico registrado en anzctr.org con el número ACTRN12613000559718.

La edad media de los participantes fue 57 años.

Gabapentina se asoció a mejor eficacia sobre el dolor y la incapacidad, y también a menos efectos indeseados, y menos efectos indeseados graves. Ambos fármacos redujeron la intensidad del dolor en la EAV, gabapentina en 7,54 mm y pregabalina en 7,33 mm (p<0,02, estadísticamente significativa, pero clínicamente irrelevante). Ambos fármacos redujeron la incapacidad, gabapentina en 59,22 puntos y pregabalina en 48,54 puntos (p<0,01 para ambos fármacos).

Los efectos adversos fueron más frecuentes con pregabalina (81%) que con gabapentina (19%), sobre todo cuando la pregabalina era consumida antes que la gabapentina. Con pregabalina los principales efectos adversos fueron náusea, vómito o cefalea (39%), problema gastrointestinal (28%), diplopía y disartria (28%), mareo o vértigo (23%), somnolencia o sedación (17%), letargia u hormigueo (11%), sequedad de boca (6%), estado de vigilia (6%), aumento de peso (6%), disfunción eréctil (6%) y “alteración psiquiátrica” (6%). Con gabapentina fueron somnolencia o sedación (17%), mareo o vértigo (11%), náusea, vómito o cefalea (6%) y vigilia (6%). (Téngase en cuenta que con 18 pacientes un 6% equivale a un paciente).

Los autores concluyen que en el tratamiento de la ciática crónica se debe comenzar con gabapentina.

[Sin embargo, sin un grupo placebo concurrente y a la luz de los numerosos ensayos clínicos y metanálisis que demuestran que estos fármacos no son eficaces en el tratamiento de la ciática, no se puede atribuir eficacia a ninguno de ellos. Todo ello acompañado de una elevada incidencia de efectos adversos.]