Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/12/2018
SIETES contiene 92610 citas

 
Ref. ID 102838
 
Tweet

hospitalaria y preocupación del paciente y de su familia. Habitualmente el delirio es tratado con antipsicóticos, a pesar de que en dos pequeños ensayos clínicos (EC) no se registró efecto beneficioso de haloperidol o de ziprasidona. El tratamiento del delirio es motivo de debate.

En este ensayo clínico a doble ciego, se aleatorizó a 566 pacientes en estado crítico (con insuficiencia respiratoria aguda o shock) y con delirio, en 16 hospitales de EEUU, a recibir haloperidol, ziprasidona o placebo en bolo por vía intravenosa durante un máximo de 14 días. El volumen y la dosis de cada fármaco (incluido placebo) se reducía a la mitad o se doblaba a intervalos de 12 h según la evolución de los síntomas y la aparición de efectos adversos. Un 89% de los pacientes presentaban delirio hipoactivo y un 11% delirio hipoactivo; un 75% estaba ingresado en UCI, y casi todos estaban en ventilación mecánica. El uso de analgésicos y sedantes era frecuente.

Ensayo clínico financiado por los NIH y el Centro Clínico de Investigación en Geriatría de la VA, denominado MIND-USA y registrado en ClinicalTrials.gov con el nº NCT01211522.

La dosis media de haloperidol fue de 11 mg al día, y la de ziprasidona de 20 mg al día. La duración mediana de la exposición fue de 4 días (IQR=3-7).

No se registraron diferencias en el número de días sin delirio (variable principal), la duración de la ventilación mecánica, la duración de la estancia en UCI o en hospital ni la mortalidad a 30 y a 90 días. No se registró efecto beneficioso del tratamiento ni en los pacientes con delirio hipoactivo ni en los que presentaron delirio hiperactivo.

La variable principal de seguridad fue la incidencia de síntomas extrapiramidales y de sedación. El alargamiento del QT fue más frecuente en los pacientes aleatorizados a ziprasidona: se retiraron 10 de 184 pacientes aleatorizados a placebo (5%), 13 de 192 a haloperidol (7%) y 20 de 190 a ziprasidona (11%). No se registraron otras diferencias de efectos adversos.

[Un comentarista de JW señala que la angustia causada por el delirio nos conduce a hacer algo, generalmente administrar un antipsicótico. Los resultados de este ensayo, añadidos a los de otros dos ensayos anteriores, debe llevar a terminar con el empleo de estos fármacos para el tratamiento del delirio hipoactivo. No obstante, dado que solamente un 11% de los pacientes presentaba delirio hiperactivo, no se puede afirmar de manera categórica que los antipsicóticos no son útiles en algunos pacientes con agitación. Hasta ahora, es mejor concentrar la atención en prevenir el delirio y en aplicar intervenciones no farmacológicas si este aparece.]