Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/2/2020
SIETES contiene 92913 citas

 
Ref. ID 102826
 
Tweet
Chapman KR, Hurst JR, Frent SM, Larbiq M, Fogel R, Guerin T, Banerji D, Patalano F, Goyal P, Pfister P, Kostikas K, Wedzicha JA. Long-term triple therapy de-escalation to indacaterol/glycopyrronium in patients with chronic obstructive pulmonary disease (SUNSET): a randomized, double-blind, triple-dummy clinical trial
American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (Am J Respir Crit Care Med)
1 de agosto 2018
Volumen 198 nº 3 página(s) 329-39

En un paciente con EPOC moderada a grave y exacerbaciones frecuentes a pesar de recibir tratamiento broncodilatador combinado como un antimuscarínico de efecto prolongado y un estimulante ß-adrenérgico de efecto prolongado, se recomienda añadir un corticoide (triple terapia).

Sin embargo, en la práctica muchos pacientes con exacerbaciones poco frecuentes también reciben triple terapia. En este ensayo clínico promovido por una compañía farmacéutica se examinó si se podía retirar el corticoide inhalado sin que hubiera repercusión en el curso clínico.

1.053 pacientes con EPOC moderada o grave y escasas exacerbaciones que recibían triple terapia fueron aleatorizados a seguir con la triple terapia (tiotropio una vez al día + salmeterol/fluticasona dos veces al día), o bien a retirar el corticoide de manera progresiva y proseguir con la combinación de los dos broncodilatadores (curiosamente, de indacaterol + glucopirronio).

Durante un seguimiento de 26 semanas no se observaron diferencias entre los dos grupos en la variable principal, que era la tasa de exacerbaciones.

Sin embargo, en un análisis de subgrupos de los pacientes con eosinofilia periférica >300/µL, los pacientes a los que se retiró el corticoide mostraron un aumento de la tasa de exacerbaciones.

El criterio de inclusión era hasta una exacerbación como máximo en el año anterior. Esto revela una enfermedad no muy evolucionada. Por otra parte, cuando la tasa de exacerbaciones al año es de <1, obtener una diferencia estadísticamente significativa es casi imposible. Se ve pues ya en el propio diseño del ensayo que el interés era comercial: poder contar con una supuesta “evidencia científica” para afirmar que con la maravillosa combinación de indacaterol + glucopirronio (dos de los últimos fármacos yo-también llegados a la neumología) se pueden ahorrar los corticoides.