Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 6/12/2018
SIETES contiene 92598 citas

 
Ref. ID 102812
 
Tweet
Tetz G, Brown SM, Hao Y, Tetz V. Parkinson’s disease and bacteriophages as its overlooked contributors
Nature Scientific Reports (Nature Scientific Reports)
17 de julio 2018
Volumen 8 página(s) 10812

La influencia del microbioma sobre la patogenia y el tratamiento de la enfermedad de Parkinson y la degeneración neuronal en general es objeto de debate. Con el fin de explorar si en pacientes con enfermedad de Parkinson está alterada la fagobiota intestinal (es decir, la combinación de bacteriófagos), se utilizó un conjunto de datos publicados para analizar bacteriófagos y para determinar la razón fago/bacterias en las heces de pacientes con enfermedad de Parkinson inicial que no habían recibido tratamiento (n=31), y en controles sanos.

Los análisis revelaron alteraciones significativas de la representación de determinados bacteriófagos en la fagobiota de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Se identificaron desplazamientos de la razón fago/bacteria en bacterias de ácido láctico capaces de producir dopamina y de regular la permeabilidad intestinal, ambos importantes factores implicados en la patogénesis de la enfermedad. Además, se registró depleción de especies de Lactococcus en los pacientes con enfermedad de Parkinson, muy probablemente debida a un aumento de la presencia de fagos líticos del tipo c2 y del tipo 936, que con frecuencia se encuentran en los productos lácteos.

Los autores especulan que los fagos presentes en los productos lácteos (fagos lítico del tipo del c2 y del tipo 936) pueden haber sido los causantes de la disminución del recuento de Lactococcus.

Un comentarista de JW recuerda que el microbioma humano está constituido por bacterias, archaea, hongos y virus. Los bacteriófagos son virus. Estos virus son más numerosos que muchas especies de bacterias. La administración de bacteriófagos puede desplazar el microbioma y puede influir sobre la permeabilidad intestinal.

En un estudio reciente se ha hallado una asociación entre ingesta de productos lácteos y riesgo de enfermedad de Parkinson. Podría ser que exista una conexión con los bacteriófagos. No se sabe si el empleo de un bacteriófago u otras estrategias para influir sobre el microbioma alterarán el riesgo de enfermedad de Parkinson o darán lugar a una mejoría sintomática en los pacientes que la padecen.