Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/10/2018
SIETES contiene 92571 citas

 
Ref. ID 102798
 
Tweet
Cohen LS, Góez-Mogollón L, Sosinsky AZ, Savella GM, Viguera AC, Chitayat D, Hernández-Díaz S, Freeman MP. Risk of major malformations in infants following first-trimester exposure to quetiapine
American Journal of Psychiatry (Am J Psychiatry)
16 de agosto 2018
página(s) 1

La quetiapina es consumida con frecuencia para indicaciones no autorizadas, como ansiedad e insomnio. En EEUU es el antipsicótico más prescrito a mujeres en edad fértil.

En este estudio se analizaron datos de un registro nacional de embarazos, financiado por una compañía farmacéutica, en el que se incluyen mujeres con antecedentes psiquiátricos, con el fin de examinar las tasas de malformaciones congénitas graves en 155 hijos de mujeres que habían recibido quetiapina (y no habían recibido otros antipsicóticos atípicos) durante el primer trimestre del embarazo, comparados con 205 hijos de madres no expuestas.

Alrededor de 83% de las mujeres tratadas con quetiapina tomaron el fármaco durante todo el embarazo. Se registró una mayor prevalencia de diagnósticos de trastorno bipolar en las expuestas, y de depresión y ansiedad en las no expuestas. La prevalencia de consumo de anticonvulsivantes y ansiolíticos fue mayor entre las expuestas a quetiapina, y la de consumo de antidepresivos ISRS fue mayor entre las no expuestas.

Las tasas de malformaciones congénitas graves fueron parecidas en las expuestas (1,29%, dos recién nacidos de madres que habían consumido tres o más medicamentos adicionales) y las no expuestas (1,43%, 3 recién nacidos).

Un comentarista de JW señala que los resultados de estudios anteriores tampoco relacionaron la exposición a quetiapina con un incremento del riesgo de malformaciones congénitas. Lo que sí se ha observado es un incremento del riesgo de diabetes gestacional asociado al consumo de quetiapina.

[El comentarista añade que estos resultados suponen por lo menos una dosis de tranquilidad sobre los posibles efectos teratogénicos de la quetiapina. Sin embargo, la población del estudio no era representativa, y el grupo control podría no ser el adecuado. Además, dado que la eficacia y la relación beneficio/riesgo de la quetiapina en indicaciones no autorizadas son desfavorables o indocumentadas, y que además no se pueden descartar efectos neuropsiquiátricos a medio o largo plazo, ni tampoco efectos sobre la segunda generación, lo preferible es evitar el consumo de este fármaco durante el embarazo. No parece casual que el estudio fuera de hecho organizado por una compañía farmacéutica.]