Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/10/2018
SIETES contiene 92571 citas

 
Ref. ID 102642
 
Tweet
Park Y, Bateman BT, Kim DH, Hernandez-Diaz S, Patorno E, Glynn RJ, Mogun H, Hyubrechts KF. Use of haloperidol versus atypical antipsychotics and risk of in-hospital death in patients with acute myocardial infarction: cohort study
British Medical Journal (BMJ)
28 de marzo 2018
Volumen 360 página(s) k1218

En este estudio de cohortes realizado en una base de datos con información procedente de más de 700 hospitales en EEUU, 1.668 pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM) que recibieron haloperidol por vía oral para el tratamiento de delirio fueron comparados con 4.910 pacientes también con IAM que recibieron un antipsicótico atípico (olanzapina, quetiapina o risperidona) para la misma indicación. Se excluyó a los pacientes sometidos a cirugía de cortocircuito coronario.

Un 7,8% de los receptores de haloperidol, comparado con un 5,5% de los receptores de un antipsicótico atípico, fallecieron en los 7 días siguientes al inicio del tratamiento. Tras ajustar por otras variables, la mortalidad fue un 50% más alta en los que habían recibido haloperidol. Este riesgo más alto fue particularmente notable en los primeros 4 días de tratamiento.

La duración de la exposición a haloperidol fue más corta (2,4 días) que la de la exposición a olanzapina, quetiapina o risperidona (3,9 días).

La mortalidad fue de 1,7 por 100 personas y día con haloperidol (129 fallecimientos) y 1,1/100 con atípicos (92 fallecimientos). A los siete días la probabilidad de supervivencia fue de 0,93 con haloperidol, comparado con 0,94 con los atípicos.

Los autores concluyen que aunque el haloperidol se ha utilizado durante largo tiempo para el tratamiento de la agitación y síntomas análogos en pacientes hospitalizados, los resultados sugieren que los antipsicóticos atípicos podrían constituir una opción menos peligrosa en pacientes de edad avanzada con IAM a los que se administra un antipsicótico para el tratamiento de un episodio de agitación (lo que en EEUU constituye una indicación no autorizada para los cuatro fármacos citados).