Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 26/9/2018
SIETES contiene 92565 citas

 
Ref. ID 102641
 
Tweet
Wang C, Schmid CH, Fielding RA, Harvey WF, Reid KF, Price LL, Driban JB, Kalish R, Rones R, McAlindon T. Effect of tai chi versus aerobic exercise for fibromyalgia: comparative effectiveness randomized controlled trial
British Medical Journal (BMJ)
21 de marzo 2018
Volumen 360 página(s) k851

El objetivo de este ensayo clínico a ciego simple, de 52 semanas de duración, realizado en un hospital terciario en EEUU entre 2012 y 2016, fue evaluar la eficacia de intervenciones basadas en taichí comparadas con el ejercicio aeróbico, el cual constituye un clásico en el tratamiento de pacientes con fibromialgia, y evaluar también si la eficacia del taichí depende de la dosis o de la duración.

Los 226 participantes fueron aleatorizados a ejercicio aeróbico supervisado (24 semanas, dos veces por semana) o a una de las cuatro intervenciones clásicas del taichí de estilo Yang (12 o 24 semanas, una o dos veces por semana), e incluidos en el análisis por intención de tratar. El seguimiento duró 52 semanas. Se promovió intensamente la adhesión al tratamiento en conversaciones presenciales y telefónicas.

La variable principal fue la modificación de las puntuaciones en un cuestionario revisado (y se supone que validado) de fibromialgia, a las 24 semanas. Se evaluaron también la impresión global del paciente, ansiedad, depresión y otras variables.

Ensayo clínico registrado en ClinicalTrials.gov con el nº NCT01420640.

RESULTADOS: Las puntuaciones de gravedad se redujeron en los cinco grupos. No obstante, el conjunto de los grupos aleatorizados a taichí mejoró más que el grupo de ejercicio aeróbico [diferencia entre grupos=5,5 puntos (IC95%, 0,6-10,4)], al igual que varias variables secundarias.

El taichí a dosis de dos veces por semana durante 24 semanas mostró mayor eficacia que el ejercicio aeróbico [diferencia entre grupos=16,2 puntos (IC95%, 8,7-23,6)].

Los grupos que recibieron taichí durante 24 semanas mostraron mejorías más marcadas que los que lo recibieron durante 12 semanas [diferencia de 9,6 puntos (IC95%, 2,6-16,6); p=0,07]. Los pacientes aleatorizados a taichí asistieron a un porcentaje más alto de sesiones que los asignados a ejercicio aeróbico.

Los efectos del taichí fueron consistentes para los diferentes instructores.

No se registraron efectos adversos graves de ninguna de las dos intervenciones.

Los autores concluyen que en pacientes con fibromialgia el tratamiento mental y somático con taichí da lugar a una mejoría igual o mayor de los síntomas que el ejercicio aeróbico, que es el tratamiento considerado estándar en la actualidad. Asimismo, la magnitud del efecto del taichí fue mayor con el tratamiento más prolongado. Esta estrategia mental y somática debería ser consdierada como una opción terapéutica en el tratamiento multidisciplinario de la fibromialgia.