Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/10/2018
SIETES contiene 92571 citas

 
Ref. ID 102637
 
Tweet
Hadland SE, Cerdá M, Li Y, Krieger MS, Marshall BDL. Association of pharmaceutical industry marketing of opioid products to physicians with subsequent opioid prescribing
JAMA Internal Medicine (JAMA Intern Med)
junio 2018
Volumen 178 nº 6 página(s) 861-3

Los autores de este trabajo se preguntaron si recibir dinero de la industria por actividades que no son investigación (conferencias, consultorías, comidas y viajes) influye sobre la prescripción de analgésicos opiáceos. Se comparó la información pública sobre estos pagos realizados en 2014 con la prescripción de analgésicos opiáceos en 2015.

Se identificaron casi 370.00 médicos que habían prescrito algún analgésico opiáceo en 2015. De estos, un 7% recibió unos 9 M$ (unos 350 $ por médico) por actividades no de investigación relacionadas con productos opiáceos en el año anterior.

De los médicos que recibieron pagos, casi todos los recibieron por comidas. Alrededor de un 2% de los médicos que recibieron pagos había recibido 1.000 $ o más en el 2014.

En el conjunto de EEUU, el número total de prescripciones de analgésicos opiáceos disminuyó entre 2014 y 2015; sin embargo, los médicos que recibieron pagos de la industria prescribieron un 9% más de analgésicos opiáceos que los que no recibieron pagos.

El número de invitaciones a comer mostró una relación directa con el número de prescripciones de opiáceos realizadas; por ejemplo, los médicos que fueron invitados a comer en dos ocasiones en 2014 escribieron una media de 200 prescripciones en 2015, comparados con los que fueron invitados en más de 10 ocasiones, que hicieron una media de unas 800 prescripciones por médico.

Un comentarista de JW afirma que los médicos que reciben pagos de las compañías farmacéuticas que no son por actividades de investigación podrían tener otras razones para prescribir más opiáceos. Sin embargo, la asociación significativa entre prescripción de opiáceos y recepción de pagos por comidas y viajes plantea preguntas. Si existe una relación causal, la cantidad de dinero necesaria para influir sobre los hábitos de prescripción (unos 350 $ de media) es muy pequeña, comparada con los ingresos medios típicos de un médico en EEUU.