Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 18/9/2019
SIETES contiene 92806 citas

 
Ref. ID 102529
 
Tweet
Wang M-T, Liou J-T, Lin CW, Tsai C-L, Wang Y-H, Hsu Y-J, Lai J-H. Association of cardiovascular risk with inhaled long-acting bronchodilators in patients with chronic obstructive pulmonary disease. A nested case-control study
JAMA Internal Medicine (JAMA Intern Med)
febrero 2018
Volumen 178 nº 2 página(s) 229-38

La posibilidad de que los estimulantes ß-adrenérgicos de efecto prolongado (EBAEP) y los anticolinérgicos (antimuscarínicos) de acción prolongada (ACAP) incrementen el riesgo de patología cardiovascular en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es objeto de debate y preocupación. Los principales ensayos clínicos que sirvieron para demostrar la eficacia de estos fármacos en la EPOC excluyeron a los pacientes con antecedente de patología cardiovascular. El objetivo de este estudio anidado de casos y controles realizado en la base de datos de la seguridad social de Taiwan, fue investigar el riesgo de enfermedad cardiovascular asociado a los EBAEP y ACAB.

Se incluyó a 284.220 pacientes con EPOC que no tomaban EBAEP ni ACAP de 40 años o más. Se identificó a los pacientes con ingreso hospitalario o en servicio de urgencias a causa de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, ictus isquémico o arritmia, que fueron emparejados con cuatro controles seleccionados al azar por cada caso.

Durante un período de 2 años, se identificaron 37.719 pacientes con enfermedad cardiovascular y 146.139 controles emparejados. El uso incidente de un EBAEP se asoció a un incremento del riesgo de patología cardiovascular [OR=1,50 (IC95%, 1,35-1,67); p<0,001], y el uso de un ACAP se asoció a un OR=1,52 (IC95%, 1,28-1,80); p<0,001] en los 30 días siguientes al inicio del tratamiento. No obstante, en los pacientes prevalentes (que venían usando el broncodilatador desde hacía tiempo), no se apreció incremento del riesgo. No se hallaron diferencias entre fármacos ni entre formas farmacéuticas (inhaladores) de estos fármacos.

Los autores concluyen que el nuevo inicio de un tratamiento con un estimulante ß-adrenérgico de efecto prolongado o con un anticolinérgico inhalado de efecto prolongado se asocia a un incremento de alrededor de 1,5 veces del riesgo de patología cardiovascular. Este riesgo es independiente de los antecedentes cardiovasculares y de los antecedentes de exacerbación de la EPOC.