Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 24/6/2019
SIETES contiene 92761 citas

 
Ref. ID 102528
 
Tweet
Kreijkamp-Kaspers S, Hawke KL, van Driel ML. Oral medications to treat toenail fungal infection
Journal of the American Medical Association (JAMA)
23 de enero 2018
Volumen 319 nº 4 página(s) 397-8

En esta revisión sistemática y metanálisis, se revisó la eficacia de los antifúngicos administrables por vía oral en el tratamiento de las infecciones de uñas de los dedos de los pies.

Se incluyeron 48 ensayos clínicos, realizados entre 1984 y 2014, de 12 semanas o más de duración (la mayoría de 12 a 15 meses, si se cuenta tratamiento más seguimiento), con un total de 10.200 participantes. La edad media de los participantes fue de 36 a 68 años (recorrido de 14 a 98). Los pacientes fueron atendidos en clínicas ambulatorias.

En estos ensayos se compararon terbinafina con placebo, imidazólicos con placebo, terbinafina con imidazólicos, imidazólicos con griseofulvina, terbinafina con griseofulvina y terbinafina + imidazólico con terbinafina en monoterapia. Las variables principales fueron curación clínica (aspecto normal de la uña) y curación micológica (microscopía, cultivo o ambos negativos). Las variables secundarias fueron los acontecimientos adversos y la tasa de recurrencia.

RESULTADOS: Todos los ensayos compararon un antifúngico oral con placebo o con otro antifúngico.

- Comparada con placebo, terbinafina se asoció a tasas más altas de curación clínica (370 comparado con 62 por 1.000 pacientes) y micológica (755 comparado con 167); ambas p<0,001).

- Los imidazólicos, comparados con terbinafina, se asociaron a tasas más bajas de curación clínica (471 comparado con 575 por 1.000 pacientes, p=0,006) y curación micológica (525 comparado con 682, p<0,001).

- La griseofulvina se asoció a (1) tasas de curación clínica y micológica no diferentes de las conseguidas con imidazólicos, y (2) menores tasas de curación en comparación con terbinafina.

- La terbinafina se asoció a una menor tasa de recurrencia que el placebo (33 comparado con 667 por 1.000; p=0,04), al igual que los imidazólicos (550 comparado con 1.000; p=0,08). Las tasas de recurrencia con imidazólicos no fueron diferentes de las alcanzadas con terbinafina.

No se registraron diferencias en la incidencia de acontecimientos adversos entre el grupo activo y el grupo placebo, en la comparación de terbinafina con placebo (484 con terbinafina comparado con 429 por 1.000 con placebo; p=0,36, y 559 con imidazólicos comparado con 537 con placebo; p=0,23), y en la comparación de terbinafina con imidazólicos (346 comparado con 346 por 1.000 pacientes; p=0,95). Los pacientes tratados con griseofulvina experimentaron más acontecimientos adversos que con imidazólicos (665 por 1.000 comparado con 276 por 1.000, p<0,001) y que con terbinafina (334 comparado con 160; p=0,02).