Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/7/2019
SIETES contiene 92793 citas

 
Ref. ID 102504
 
Tweet
Carey B, Gebeloff R. Many people taking antidepressants discover they cannot quit
The New York Times (N Y Times (Print))
7 de abril 2018
página(s) 1

La portada del dominical del NYT lleva un reportaje sobre las dificultades que tienen los pacientes que han consumido antidepresivos para dejar estos fármacos.

Se calcula que 15,5 millones de ciudadanos de EEUU, lo que equivale a un 7% de la población adulta, han consumido un antidepresivo durante cinco años o más. Este porcentaje es del doble del correspondiente al período 2010-2014.

En el artículo se recuerda que los antidepresivos fueron originalmente pensados para tandas de tratamiento de seis a nueve meses. Ensayos posteriores a su comercialización indicaron los efectos beneficiosos del tratamiento de mantenimiento prolongado, a pesar de que estos ensayos casi nunca duraron más de dos años. Sin embargo, como es sabido, no existe consenso sobre esta cuestión, y menos sobre la duración óptima del tratamiento.

Sobre la abstinencia, un médico declaró al NYT que “los conocimientos científicos son absolutamente insuficientes”, y añadió “No tenemos información suficiente sobre lo que implica la abstinencia de antidepresivos, y en consecuencia no podemos diseñar pautas adecuadas de reducción progresiva de la dosis”.

Casi 25 millones de ciudadanos de EEUU han tomado antidepresivos de manera ininterrumpida durante dos años o más, lo que constituye un incremento de 60% desde 2010.

El Dr. Allen Frances declare que “la mayoría de las personas reciben estos fármacos en atención primaria tras una visita breve y sin síntomas claros de depresión clínica”. “Generalmente hay mejoría, que a menudo se debe al paso del tiempo o al efecto placebo”.

Estos fármacos fueron inicialmente autorizados para un uso breve, pues los ensayos clínicos duraban casi siempre unos dos meses. Todavía hoy se dispone de escasa información sobre sus efectos sobre personas que los toman durante años.

El problema no es exclusivo de EEUU. Se citan datos de Reino Unido y Nueva Zelanda, en donde en un estudio sobre usuarios crónicos de antidepresivos se halló que la abstinencia era el problema más frecuente (citado por tres cuart6as partes de los pacientes).

A pesar de ello, paciente y médico no saben estas cosas, y otorgan al antidepresivo unos méritos que no merece.

En EEUU el uso de antidepresivos se concentra más en mayores de 45 años, mujeres y personas de raza blanca. “Pero su consumo está aumentando entre las personas de edad avanzada. Las mujeres de raza blanca de más de 45 años constituyen alrededor de una quinta parte de la población adulta, pero son un 41% de todos los usuarios de antidepresivos (en el 2000 eran un 30%). Las mujeres de raza blanca de edad avanzada constituyen un 58% de los usuarios crónicos de antidepresivos.