Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/1/2018
SIETES contiene 92185 citas

 
Ref. ID 102162
 
Tweet
Anónimo. Whistleblower lawsuit claims AstraZeneca knew of deadly risk of drug interaction
DIA Daily (DIA Daily)
7 de diciembre 2017
página(s) 13

Se informa sobre una demanda originada por un chivatazo de una empleada de la compañía AstraZeneca, presentada en Nueva York, en la que se afirma que la compañía “conocía desde hace años que tomar quetiapina con metadona puede dar lugar a un ritmo cardíaco anormal, pero no añadió una advertencia en el prospecto del medicamento hasta enero de 2010”.

La demanda ha sido presentada por Allison Zayas, en nombre del gobierno de EEUU, 27 estados, Washington DC y la ciudad de Chicago.

AstraZeneca ha pagado hasta ahora más de 1.000 M$ en acuerdos de compensación con víctimas y familiares de víctimas de este efecto indeseado.

En su denuncia, Zayas afirma que AstraZeneca se dirigió específicamente a clínicas de dolor y centros de atención a adicciones para vender Seroquel® (quetiapina). Se indicó a los visitadores médicos que se pusieran en contacto con los médicos de estos centros, y les pagaran premios según las ventas generadas. En la demanda se solicita también la devolución de lo que estas campañas generaron al gobierno, además de las multas que correspondan.

En la demanda se citan por lo menos 10 casos de muerte ocurridos en un solo hospital, el mayor del área metropolitana de Nueva York. que dispone de un centro de rehabilitación para personas con dependencia de alcohol o de otras drogas, que incluye un programa de tratamiento sustitutivo con metadona.

Seroquel® fue autorizado en EEUU en 1997 para el tratamiento de la esquizofrenia. En 2004 fue también autorizado para algunos tipos de enfermedad bipolar. En 2010 las ventas alcanzaron 5.300 M$, lo que equivale aproximadamente a un 16% de los beneficios de AstraZeneca. En 2007 se autorizó una versión de liberación sostenida.

En 2010 AstraZeneca se avino a pagar una multa del Departamento de Justicia de 520 M$, por promoción ilegal de Seroquel® para numerosas indicaciones no autorizadas, pero no admitió haber delinquido. Una demanda presentada en Texas afirma que la compañía no respetó los términos de este pacto.

Según la demanda, en agosto de 2010 Allison Zayas se reunió con sus superiores en la compañía, en un hotel cercano al aeropuerto de LaGuardia, para expresar su preocupación por los casos mortales que le notificaron en el hospital de Nueva York citado más arriba. Sus superiores le dijeron que siguiera vendiendo Seroquel® a los médicos de los que la compañía sabía que prescribían metadona, incluidos los del citado hospital.

Entre enero de 2008 y agosto de 2009, los visitadores médicos de la compañía en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut telefonearon 800 veces a especialistas en dolor o en adicciones, y les entregaron 4.614 muestras gratuitas del medicamento. En este período los médicos objeto de esta presión comercial escribieron 1.181 nuevas prescripciones de Seroquel XR®.

En 1997 la agencia reguladora británica (MHRA) obligó a incluir una advertencia sobre el riesgo de interacciones de quetiapina en el prospecto del medicamento. Seis años más tarde, la EMA exigió una advertencia similar. En junio de 2011, la FDA comunicó a AstraZeneca que debía potenciar la advertencia, advirtiendo a los médicos que se debe evitar el uso de quetiapina junto con otros fármacos como la metadona.