Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 102058
 
Tweet
Kao JC, Liao B, Markovic SN, Klein CJ, Naddaf E, Staff NP, Liewluck T, Hammack JE, Sandroni P, Finnes H, Mauermann ML. Neurological complications associated with anti-programmed death 1 (PD-1) antibodies
JAMA Neurology (JAMA Neurology)
5 de septiembre 2017
página(s) 1

Se estima que la incidencia de complicaciones neurológicas en pacientes tratados con anticuerpos bloqueadores de la muerte programada (PD-1) es de 4,2%. No se ha establecido el espectro clínico de estas complicaciones.

El objetivo de este estudio fue investigar la frecuencia, espectro clínico y estrategia terapéutica óptima de las complicaciones neurológicas asociadas al tratamiento con anti-PD-1.

Se realizó un estudio unicéntrico retrospectivo de cohortes entre 2014 y mayo de 2016. Se identificó a todos los pacientes que recibieron anticuerpos monoclonales anti-PD-1 en la base de datos de farmacia de la Clínica Mayo. Se incluyó a los que presentaron síntomas neurológicos en los 12 meses siguientes al tratamiento. Se excluyó a los pacientes con complicaciones neurológicas directamente atribuibles a metástasis o a otros tratamientos concurrentes. Se examinaron las características clínicas y anatomopatológicas, el período de latencia y la puntuación en la escala modificada de Rankin.

De 347 pacientes tratados con anticuerpos monoclonales anti-PD-1 (pembrolizumab o nivolumab), 10 (2,9%; 7 con pembrolizumab y 3 con nivolumab) presentaron complicaciones neurológicas de inicio subagudo. Se trata de 8 hombres y 2 mujeres, de 31 a 78 años. La complicación apareció tras un período mediano de 5,5 ciclos de tratamiento (recorrido, de 1 a 20). Las complicaciones fueron miopatía (n=2), diversas neuropatías (4), ataxia cerebelar (1), miopatía autoinmune (1), oftalmoplejia internuclear bilateral (1) y dolor de cabeza (1). Dos casos de neuropatía periférica fueron polirradiculoneuropatías desmielinizantes (n=2), y se registró uno de neuropatía vasculítica asimétrica.

El tiempo hasta la gravedad máxima de los síntomas fue de 1 día a más de 3 meses.

La puntuación media en la escala modificada de Rankin fue de 2,5 (recorrido de 1 a 5), lo que indica incapacidad leve o moderada.

Cinco pacientes presentaron otras complicaciones inmunitarias sistémicas: hipotiroidismo (n=3), colitis (2) y hepatitis (1).

En todos estos pacientes se suspendió el tratamiento con anti-PD-1. Recibieron tratamiento con corticoides (n=7), inmunoglobulina intravenosa (3) y sustitución de plasma (1).

Nueve pacientes mejoraron, y uno con miopatía necrosante grave falleció.

Los autores concluyen que los efectos adversos neurológicos de los anticuerpos anti-PD-1 tienen un fenotipo variable, con frecuentes complicaciones neuromusculares. Aunque son raras, estas patologías serán observadas con frecuencia creciente, porque el uso de los anticuerpos anti-PD-1 se amplía a varios tipos de tumor. El período de latencia es impredecible y la evolución puede ser rápida y potencialmente mortal. Se recomienda su diagnóstico precoz, así como la retirada del tratamiento anti-PD-1.