Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 31/5/2020
SIETES contiene 93020 citas

 
Ref. ID 102041
 
Tweet
Anónimo. Lénalidomide et lymphome du manteau en rechute ou réfractaire
La Revue Prescrire (Prescrire)
agosto 2017
Volumen 37 página(s) 572-4

El linfoma de células del manto (LCM) se caracteriza por un desarrollo anormal de los linfocitos B en la “zona del manto” de los ganglios linfáticos. La resistencia al tratamiento y las recaídas son frecuentes. En 2017, la mitad de los pacientes no viven más de 2,5 años tras el diagnóstico, a pesar de los tratamientos disponibles. En caso de recidiva o de linfoma refractario, se proponen varios antitumorales, sin que hayan mostrado alargar la supervivencia y sin un tratamiento de referencia. El protocolo de quimioterapia se elige sobre todo según el estado general de los pacientes y los protocolos ya recibidos. Un trasplante de células hematopoyéticas es una opción, sobre todo en los pacientes más jóvenes, con buen estado general.

La lenalidomida, un inmunosupresor ya autorizado en pacientes con mieloma múltiple o con síndrome mielodisplásico, ha sido autorizada también en el linfoma de células del manto en recaída o refractario.

En un ensayo comparativo, no ciego, con 254 adultos con un linfoma del manto en recaída o refractario, se comparó lenalidomida con otro antitumoral en monoterapia. No hubo diferencias significativas sobre la supervivencia media entre ambos grupos. Se observó un aumento de la mortalidad precoz con lenalidomida en pacientes con una carga tumoral elevada. El perfil de efectos adversos de la lenalidomida no parece más favorable que el de otros antitumorales utilizados en este linfoma, con efectos adversos hematológicos y cardiovasculares, e infecciones.