Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/7/2018
SIETES contiene 92427 citas

 
Ref. ID 102037
 
Tweet
Zhang H, Plutzky J, Shubina M, Turchin A. Continued statin prescriptions after adverse reactions and patient outcomes: a cohort study
Annals of Internal Medicine (Ann Intern Med)
15 de agosto 2017
Volumen 167 nº 4 página(s) 221-7

Muchos pacientes que reciben tratamiento con una estatina deben abandonarlo, a menudo a causa de un efecto adverso. No se conocen los riesgos y los efectos beneficiosos de proseguir el tratamiento con una estatina después que un efecto adverso obligue a abandonarlo.

El objetivo de este estudio fue examinar la relación entre la continuación del tratamiento con una estatina (a partir de una prescripción en los 12 meses tras un efecto adverso) y la morbimortalidad.

Se realizó un estudio retrospectivo de cohortes en los centros de atención primaria dependientes de dos hospitales universitarios en Beijing. Se incluyó a los pacientes con presumible efecto adverso de una estatina entre 2000 y 2011. La información sobre efectos adversos de las estatinas se obtuvo de la historia clínica electrónica estructurada, con procesamiento de lenguaje natural. La variable principal fue una compuesta de tiempo hasta un acontecimiento cardiovascular (infarto de miocardio o ictus) o hasta la muerte.

Un 81% de las reacciones adversas a estatinas fue identificado a partir del texto de las historias clínicas. Entre 28.266 pacientes, 19.989 (70,7%) siguieron recibiendo prescripciones de estatina tras la reacción adversa. Cuatro años después de la presumible reacción adversa, la incidencia acumulada de la variable principal compuesta fue de 12,2% en los pacientes que siguieron recibiendo prescripciones de estatinas, comparado con 13,9% en los que no las siguieron recibiendo [diferencia de 1,7% (IC95%, 0,8%-2,7%); p<0,001].

En un análisis secundario sobre 7.604 pacientes a los que se prescribió una estatina diferente de la que tomaban antes del efecto adverso, 2.014 (26,5%) presentaron un efecto adverso documentado a la segunda estatina, pero 1.696 (84,2%) siguieron recibiendo prescripciones de estatinas.