Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/8/2019
SIETES contiene 92796 citas

 
Ref. ID 101995
 
Tweet
Castelpietra G, Gobbato M, Valent F, De Vido C, Balestrieri M, Isacsson G. Antidepressant use in suicides: a case-control study from the Friuli Venezia Giulia Region, Italy, 2005–2014
European Journal of Clinical Pharmacology (Eur J Clin Pharmacol)
julio 2017
Volumen 73 nº 7 página(s) 883-90

El objetivo de este estudio fue comparar el uso de diferentes tipos de antidepresivos en personas que se suicidaron y en controles de la misma población general, y evaluar hasta qué punto la adhesión o cumplimiento del tratamiento prescrito y la exposición actual a cada tipo de antidepresivo, pueden afectar el riesgo de suicidio.

Para ello, se obtuvo información sobre el uso de antidepresivos por las personas que se suicidaron en Friuli Venezia entre 2005 y 2014. Se incluyeron como casos todos los suicidios con antecedente de por lo menos una prescripción de un antidepresivo en los 730 días anteriores a la muerte (n=876). Cada caso fue emparejado por edad y sexo con cinco controles.

Casi un 70% de las personas que se suicidaron en este período de 10 años había recibido una prescripción de un antidepresivo. Los ISRS constituyeron un 90% de las prescripciones de antidepresivos; la paroxetina fue el más prescrito. Los antidepresivos en conjunto no mostraron asociación con un mayor riesgo de suicidio, excepto los ISRS (OR=1,6). Se registró una tendencia decreciente en el riesgo de suicidio en las personas que mostraron mayor adhesión al tratamiento.

Los autores concluyen que el tratamiento con antidepresivo es un importante factor para prevenir el suicidio, porque el uso de un antidepresivo a la dosis adecuada y la duración adecuada se asoció a un menor riesgo de suicidio.

[Una conclusión poco realista, por lo menos por dos motivos: porque la validez de los datos es escasa, como casi siempre que se trata de suicidio, y porque la manera de evaluar el grado de adhesión al tratamiento fue demasiado indirecto (mediante el examen de dispensaciones). Es ciertamente posible que el riesgo de suicidio asociado a los antidepresivos ISRS dependa de la fluctuación de las concentraciones plasmáticas, y que sea mayor con concentraciones más fluctuantes e irregulares. No obstante, concluir que los fármacos son seguros pero los pacientes no los toman bien no es realista. Lo realista y orientado al paciente sería concluir que los antidepresivos ISRS tienen quizá el inconveniente de que, si se toman de manera irregular, como ocurre en muchos casos, pueden incrementar el riesgo de reacciones de hostilidad y autodestructivas.]