Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/9/2020
SIETES contiene 93097 citas

 
Ref. ID 101916
 
Tweet
Giner-Soriano M, Roso-Llorach A, Vedia Urgell C, Castells X, Capellà D, Ferreira-González I, Elorza-Ricart J-M, Casajuana M, Troncoso Mariño A, Diogene E, Bolíbar B, Violan C, Morros R. Effectiveness and safety of drugs used for stroke prevention in a cohort of non-valvular atrial fibrillation patients from a primary care electronic database
Pharmacoepidemiology and Drug Safety (Pharmacoepidemiol Drug Saf)
enero 2017
Volumen 26 nº 1 página(s) 97-107

Este es uno de los primeros estudios publicados sobre la base de datos SIDIAP del Institut Català de la Salut. Los resultados, sobre prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular no valvular, no confirman enteramente los resultados de los ensayos clínicos sobre esta cuestión:

OBJETIVO: Evaluar la efectividad y la seguridad de los fármacos antitrombóticos para la prevención del ictus en pacientes con fibrilación auricular (FA) no valvular, en condiciones de uso real.

MÉTODOS: Se realizó un estudio retrospectivo de cohortes en la base de datos SIDIAP, que contiene información anonimizada sobre 274 centros de atención primaria (CAP) del ICS en Cataluña, con una población de referencia de 5.835.000 habitantes. Se incluyó a todos los adultos con un nuevo diagnóstico de FA no valvular registrados en SIDIAP entre 2007 y 2012. La variable principal de eficacia de los antitrombóticos fue ictus. Las principales de seguridad fueron hemorragia cerebral (HC) y hemorragia gastrointestinal (HGI). También se examinó la mortalidad por todas las causas. La asociación entre exposición a antitrombóticos y las variables citadas fue evaluada con modelos de riesgos proporcionales multivariados de Cox.

RESULTADOS: Se incluyó a 22.205 pacientes con FA no valvular. Un 40,8% habían iniciado tratamiento con anticoagulantes cumarínicos, un 33,4% con antiagregantes plaquetarios (AAP) y un 25,8% no recibió tratamiento antitrombótico.

La tasa de incidencia de ictus en el conjunto de la población estudiada fue de 14,6 por 1.000 años-paciente (IC95%, 13,5-15,8). Fue de 13,3 (IC95%, 11,2-15,8) entre los que no recibieron antitrombótico, de 20,1 (IC95%, 18,0-22,6) entre los que recibieron AAP, y de 11,1 (IC95%, 9,8-12,7) en los que recibieron anticoagulante.

Se halló una reducción del riesgo de ictus con los anticoagulantes cumarínicos [HR=0,72 (IC95%, 0,58-0,91)], que también se apreció en los pacientes con CHADS2=2 [HR=0,65 (IC95%, 0,49-0,86)] y en los que tenían CHA2DS2-VASc=2 [HR=0,66 (IC95%, 0,52-0,84)].

La tasa de incidencia de hemorragia cerebral (por 1.000 años-paciente) fue de 1,8 (IC95%, 1,1-2,9) sin tratamiento, de 2,7 (IC95%, 2,0-3,6) en los que recibieron AAP, y de 3,4 (IC95%, 2,7-4,3) en los que recibieron anticoagulante.

Se observó un riesgo más elevado de HGI con los AAP [HR=1,32 (IC95%, 1,01-1,73)]. Tanto los anticoagulantes cumarínicos [HR=0,55 (IC95%, 0,49-0,62)] como los AAP [HR=0,89 (IC95%, 0,80-0,97)] se asociaron a una reducción de la mortalidad.

CONCLUSIONES: En este estudio se halló una reducción del riesgo de ictus en los pacientes tratados con anticoagulantes cumarínicos, y un aumento del riesgo de HGI en los tratados con AAP, comparados con los pacientes que no recibieron tratamiento. Ambos grupos de fármacos antitrombóticos se asociaron a una reducción de la mortalidad.