Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 24/6/2019
SIETES contiene 92761 citas

 
Ref. ID 101668
 
Tweet
Wiktor SZ, Scott JD. What is the impact of treatment for hepatitis C virus infection?
The Lancet (Lancet)
8 de julio 2017
Volumen 390 nº 10090 página(s) 107-9

Las dudas suscitadas por los sorprendentes resultados del el metanálisis de la colaboración Cochrane, de Jakobsen et al, sobre ensayos clínicos de tratamiento de la hepatitis C con los nuevos antivíricos, confrontan resultados (no tan positivos) de los ensayos clínicos con los resultados (muy favorables a los nuevos fármacos) de los estudios observacionales:

Los autores concluyeron que estos fármacos son eficaces para producir una respuesta virológica sostenida [RR=0,44 (IC95%, 0,37-0,52)], pero “no hallaron una reducción de la morbimortalidad asociada al tratamiento con estos fármacos. A primera vista, esta conclusión parece contradecir las revisiones sistemáticas de resultados observacionales, que demuestran que, comparadas con las personas que no mostraron respuesta virológica, las personas con respuesta virológica sostenida tras el tratamiento con interferón y ribavirina mostraron una reducción de 50% (IC95%, 37%-67%) de la mortalidad por todas las causas, y una reducción de 76% (IC95%, 69%-82%) de la incidencia de carcinoma hepatocelular… La reducción de la mortalidad por todas las causas fue incluso mayor [de 81% (IC95%, 72%-87%)] cuando se compararon las personas con respuesta virológica al antiguo tratamiento con personas que no habían recibido tratamiento. Otros estudios han mostrado mejorías de las manifestaciones extrahepáticas de la infección por virus de la hepatitis C y de la calidad de vida en pacientes con respuesta virológica a los nuevos antivíricos. También se estaban comenzando a notificar resultados del efecto de los nuevos antivíricos. En Inglaterra, donde el uso de estos fármacos aumentó en un 48% en 2015, en comparación con 2014, se registraron reducciones de la incidencia de cirrosis por hepatitis C (de 42%), de trasplante hepático (de 32%) y de la mortalidad (de 8%)”.

Los autores reconocen que “los estudios observacionales están sesgados en cuanto al efecto del tratamiento, porque las decisiones terapéuticas se basan en la probabilidad de respuesta favorable, y las personas que alcanzan una respuesta virológica sostenida podrían estar predispuestas a un mejor pronóstico, por razones que no tienen que ver con el tratamiento. Sin embargo, la magnitud y la consistencia de los efectos beneficiosos observados en los diversos estudios y variables empleadas, apoyan la conclusión de que los nuevos antivíricos para la hepatitis C que dan lugar a una respuesta virológica sostenida reducen la mortalidad y la morbididad”.
Citas relacionadas Citas relacionadas 101659, 101674