Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/12/2018
SIETES contiene 92610 citas

 
Ref. ID 101663
 
Tweet
Steinbrook S. Disclosing the conflicts of interest of US Food and Drug Administration advisory committee members
JAMA Internal Medicine (JAMA Intern Med)
2017
Volumen 177 nº 7 página(s) 919

Se comenta el trabajo de Xu et al-101664 sobre los conflictos de intereses de los miembros que tienen voto en los Comités Asesores de la FDA. Ésta excluye a muchas personas de los comités a causa de los conflictos de intereses, aunque en determinadas circunstancias puede decidir que las ventajas de que participe alguien con conflictos de intereses son superiores a las desventajas.

En las 385 reuniones de comités asesores realizadas entre 2008 y 2014 en las que hay una votación sobre medicamentos o productos sanitarios, 199 (13,4%) de los 1.482 miembros con derecho a voto tenían uno u otro tipo de conflicto de intereses, y 14 (0,9%) tenían ambos tipos.

Uno de los artículos de la normativa, bastante conocido por el público, es el 208, que trata de los conflictos de intereses financieros, que declararon 26 miembros (1,8%).

Menos conocido es el 502, que la FDA cita como “aspecto de conflicto de intereses”, que hace referencia a “otros intereses y relaciones que no crean la obligación de recusar según la ley, pero que pueden hacer parecer que hay imparcialidad”; 201 miembros de comités (13,6%) declararon 502 conflictos de este tipo. Algunos ejemplos que da la FDAA son “cuando un familiar trabaja o busca trabajo del promotor del producto objeto de la reunión, y cuando tiene un contrato de consultoría con un promotor, pero el contrato no tiene relación con el producto objeto de la reunión”.

[Si estas situaciones no dan lugar a conflictos de intereses…]

En 2016 la FDA solicitó comentarios públicos sobre si hay que hacer públicas als situaciones de conflictos de intereses previstas en el artículo 502.

El autor de este comentario editorial afirma: “Estas relaciones deberían ser hechas públicas en su totalidad, y no hay razones para retrasar esta publicación. Es lamentable que la legislación federal no permita obligar a hacer pública la información declarada por los miembros de comités asesores en la categoría “podría parecer un conflicto de intereses”, porque esto obliga a que las declaraciones sean voluntarias”.

[Situación escandalosa en EEUU. En España existe una ignorancia escandalosa sobre estas cuestiones. Nunca se han hecho públicas las declaraciones de conflictos de intereses de los miembros de comités asesores y similares, en la regulación de medicamentos ni en el sistema sanitario.]