Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/4/2018
SIETES contiene 92257 citas

 
Ref. ID 101647
 
Tweet
Anónimo. Guanfacine et déficit de l'attention avec hyperactivité
La Revue Prescrire (Prescrire)
mayo 2017
Volumen 37 página(s) 329-32

En los niños, el diagnóstico de déficit de atención con hiperactividad se basa en síntomas inespecíficos: déficit de atención, agitación motriz, impulsividad. Sus límites son difusos. Las consecuencias son sobre todo alteraciones de las relaciones familiares y sociales, así como del rendimiento escolar. Un abordaje multidisciplinar que asocie un seguimiento psicológico, educativo y eventualmente social es útil para una mayoría de niños. Un fármaco se considera excepcional y se reserva para ciertos niños cuyo comportamiento tiene repercusiones preocupantes.

En los raros casos en los que se considera un fármaco, el metilfenidato, un anfetamínico, mejora a corto plazo las relaciones familiares y con el maestro, y en cierta medida el rendimiento escolar. Es ineficaz en aproximadamente un 25% de los niños. Sus efectos adversos son numerosos y a veces graves, e incluyen sobre todo trastornos neuropsiquiátricos y cardiovasculares. También se han notificado hipertensión pulmonar, valvulopatías y muerte súbita. La atomoxetina, un inhibidor selectivo de la recaptación de noradrenalina, tiene una eficacia probablemente inferior a la del metilfenidato y su perfil de efectos adversos no es más favorable. El uso de estos fármacos en los niños simplemente rebeldes o movidos expone a riesgos desproporcionados.

La guanfacina es un agonista de los receptores alfa-2 adrenérgicos, como la clonidina, un antihipertensivo central. La guanfacina modifica la transmisión sináptica noradrenérgica en el sistema nervioso central y disminuye el tono simpático periférico, de aquí su uso como hipotensor desde hace años, a una dosis de 2 mg al día. Desde 2009 no está comercializada en Francia.

En 2015, la guanfacina fue autorizada en la UE a la dosis máxima de 7 mg al día en los niños de 6 años o más diagnosticados de un síndrome de déficit de atención con hiperactividad cuando el efecto de los fármacos psicoestimulantes (sobre todo metilfenidato) eran insuficientes o inadecuados, o cuando producían demasiados efectos adversos.

Según 5 ensayos clínicos con unos 1.800 niños y adolescentes con un síndrome de déficit de atención con hiperactividad, la guanfacina sola o en combinación con un anfetamínico no era eficaz sobre las relaciones familiares o sociales. Sus efectos adversos son frecuentes y a veces graves, sobre todo con somnolencia, hipotensión arterial, bradicardia y síncope. Es mejor evitarla.