Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 30/3/2017
SIETES contiene 91734 citas

 
Ref. ID 100995
 
Tweet
Almendrala A. The success of HIV treatment is increasing the risk of drug-resistance. And the threat is growing.
The Huffington Post (The Huffington Post)
6 de diciembreT 2016
página(s) 1

El éxito del tratamiento antirretroviral en suprimir el VIH puede estar incrementando la prevalencia de cepas resistentes al tratamiento. Se estima que la prevalencia de cepas resistentes era de 7% en 2010, y en la actualidad es de más de 10% en los pacientes que inician tratamiento, y podría ser mucho más elevada, de hasta 40%, en los que reinician el tratamiento, según un informe de la OMS publicado en 2016

En este informe se describen los resultados obtenidos en 12.000 centros de atención en 59 países: por término medio, alrededor de un 20% de las personas con infección por VIH simplemente han desaparecido de los registros de pacientes un año después de haber iniciado tratamiento antirretroviral. Alrededor de 73% de los pacientes no mantiene su tratamiento y un 36% de los centros experimentaron inexistencia de suministros en alguna ocasión.

Las consecuencias sanitarias son muy graves. Se calcula que las cepas resistentes de VIH podrían causar hasta 425.000 muertes y 300.000 nuevas infecciones en los próximos cinco años. Los CDC de EEUU predice que a medida que en el mundo se alcanza el objetivo 90-90-90 previsto para 2020 (90% de las personas infectadas diagnosticadas, 90% de las diagnosticadas tratadas, y 90% de las tratadas con supresión de niveles del virus), más de 3 millones de pacientes, lo que equivale a una tercera parte de todas las personas con infección por VIH que no ha sido suprimida, serán portadoras de cepas resistentes.

Un metanálisis reciente ilustra el problema. Se examinaron 712 personas en África subsahariana, en las que había fracasado una primera tanda de tratamiento antirretroviral. Se observó que en 115 pacientes (16%) la cepa de VIH presentaba mutaciones asociadas a resistencia frente a los análogos de la timidina, que son los primeros fármacos introducidos en el tratamiento de la infección por VIH.

Estos 115 pacientes también mostraron mayor probabilidad de ser portadores de cepas resistentes a los antirretrovirales de introducción más reciente. Por ejemplo, de estos 115 pacientes, 93 presentaron resistencia a tenofovir, un fármaco central en la mayoría de las pautas actuales de tratamiento. Este dato indicaría que los antirretrovirales más modernos actualmente de primera línea no serán efectivos en estos pacientes.