Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 18/1/2018
SIETES contiene 92183 citas

 
Ref. ID 100922
 
Tweet

El descubrimiento de anticuerpos potentes y ampliamente neutralizantes del VIH ha convertido la inmunización pasiva como una posible estrategia para la prevención y tratamiento de la infección por VIH.

El objetivo de este estudio fue determinar si la administración pasiva del anticuerpo VRC01, dirigido al punto de fijación del VIH sobre los CD4, puede prevenir o retrasar el rebote viral plasmático tras la detención del tratamiento antirretroviral.

Ensayos clínicos ACTG A5340 y NIH 15-I-0140, financiados por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas y otros, registrados en ClinicalTrials.gov con los números NCT02463227 y NCT02471326

Los resultados indican que “las infusiones por vía intravenosa fueron seguras y parecieron suprimir el virus por un período breve a pesar de que se había detenido la administración de antirretrovirales”. De hecho, 8 semanas después de la administración se apreciaba que la supresión viral no era mantenida. Sin embargo, en dos pequeños ensayos en fase I el VIH se recrudeció al cabo de pocas semanas de detener el tratamiento triple estándar.

Además, la mayoría de los 24 participantes en los ensayos o bien habían desarrollado anteriormente resistencia al anticuerpo, llamado VRC01 o la desarrollaron en el curso del estudio.

Uno de los autores del estudio, el Dr Fauci, declaró que los investigadores no esperaban una respuesta prolongada, porque se trata sólo de un anticuerpo único.