Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/10/2019
SIETES contiene 92826 citas

 
Ref. ID 100649
 
Tweet
Anónimo. Empagliflozin, diabetes and outcomes
Drug and Therapeutics Bulletin (Drug Ther Bull)
julio 2016
Volumen 54 página(s) 78-81

Empagliflocina es el tercer inhibidor de co-transportador de sodio-glucosa-2 (SGLT2) autorizado en Gran Bretaña para el tratamiento de pacientes con diabetes tipo 2. La inhibición de SGLT2 en los túbulos proximales de la nefrona conduce a una mayor excreción urinaria de glucosa y a una disminución de las concentraciones de glucosa en plasma. Los resultados de los estudios indican que los tres fármacos del grupo reducen la HbA1c en una magnitud similar. Además, producen una modesta reducción en el peso corporal y la presión arterial. Los efectos adversos de los inhibidores de SGLT2 incluyen un mayor riesgo de infección genital, hipoglucemia cuando se usa en combinación con sulfonilureas e hipovolemia cuando se usa en combinación con diuréticos. Además, ha habido advertencias de seguridad con respecto al riesgo de cetoacidosis diabética con inhibidores de SGLT2 y esto ha ocurrido con niveles relativamente bajos de glucosa en sangre.

Los resultados de un ensayo clínico mostraron que en las personas con diabetes tipo 2 y antecedentes de un evento cardiovascular previo, la empagliflozina redujo la mortalidad total y cardiovascular en comparación con el placebo. Los ingresos por insuficiencia cardiaca se redujeron con empagliflozina, pero los resultados relacionados con el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular no alcanzaron significación estadística. No está claro si los beneficios de mortalidad resultaron de un efecto sobre el peso, la presión arterial o la carga cardiovascular. Sin embargo, la reducción de la mortalidad no parece ser debida a un efecto sobre la enfermedad aterosclerótica. El resultado primario de las dosis agrupadas de empagliflozina sólo alcanzó una significación estadística para la superioridad y no fue estadísticamente significativo para las dosis individuales.

Este es sólo el segundo ensayo clínico con un fármaco antidiabético que tiene por objetivo mostrar una reducción de los acontecimientos cardiovasculares. En general, los resultados son alentadores, sobre todo en población de alto riesgo cardiovascular. [De todas maneras, hay que ser cauto a la hora de interpretar los resultados y poder contextualizar el impacto clínico real de unos datos que en ocasiones són de difícil interpretación].

La falta de resultados a largo plazo en las personas con menor riesgo de enfermedad cardiovascular y las cuestiones sobre el perfil de seguridad de estos fármacos invitan a la prudencia hasta que los beneficios se hayan establecido más claramente.