Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/8/2019
SIETES contiene 92796 citas

 
Ref. ID 100605
 
Tweet
Fleischman W, Agrawal S, King M, Venkatesh AK, Krumholz HM, McKee D, Brown D, Ross JS. Association between payments from manufacturers of pharmaceuticals to physicians and regional prescribing: cross sectional ecological study
British Medical Journal (BMJ)
18 de agosto 2016
Volumen 354 página(s) i4189

OBJETIVO: Examinar la asociación entre pagos efectuados por compañías farmacéuticas a médicos y los patrones de prescripción, por áreas de salud [y no directamente médico por médico].

MÉTODOS: Estudio transversal en 2013 y 2014 de la información de prescripción de la base de datos de la Parte D de Medicare y la base de datos Open Payments, prevista en la Sunshine Act sobre transparencia de los pagos de las compañías a profesionales e instituciones sanitarios en EEUU. Se estudiaron 306 regiones dependientes de sendos hospitales. Se examinaron 45.949.454 prescripciones de anticoagulantes orales y de hipoglucemiantes no insulínicos realizadas por 623.886 médicos a 10.513.173 pacientes. La variable principal fue la proporción o la cuota de mercado de los anticoagulantes orales e hipoglucemiantes no insulínicos comercializados prescritos en relación al número total de prescripciones de este mismo grupo y en cada región.

RESULTADOS: En 306 regiones, se efectuaron 977.407 pagos a médicos, por un total de algo más de 61 M$ relacionados con anticoagulantes, y 1.787.884 pagos por 108,4 M$ relacionados con hipoglucemiantes.

La cuota de mercado mediana de las regiones fue de 21,6% para los anticoagulantes orales comercializados y de 12,6% para los hipoglucemiantes no insulínicos comercializados.

En la comparación entre regiones, un pago adicional (valor mediano de 13$) se asoció a 94 días adicionales (IC95%, 76-112) de uso de anticoagulantes orales, y a 107 (IC95%, 89-125) días adicionales de hipoglucemiantes (p<0,001).

Los pagos a especialistas se asociaron a una mayor prescripción de medicamentos comercializados que los pagos a no especialistas (212 comparado con 100 días adicionales de tratamiento por pago relacionado con anticoagulantes, y 331 comparado con 114 por pago relacionado con hipoglucemiantes (p<0,001).

Los pagos por conferencias o de consultoría relacionados con hipoglucemiantes se asociaron a una mayor prescripción de fármacos recién comercializados que los pagos por alimentación o (de)formación continuada (484 comparado con 110, p<0,001).

CONCLUSIONES: Los pagos de compañías farmacéuticas a médicos relacionados con los nuevos anticoagulantes orales o los nuevos hipoglucemiantes no insulínicos se asociaron a una mayor prescripción de estos fármacos a cargo de Medicare en la comparación por regiones. Los pagos a especialistas y los pagos por conferencias y consultoría se asociaron predominantemente a mayor prescripción regional de estos fármacos, comparados con los pagos a no especialistas y los pagos por restauración. Dado que este estudio es transversal y ecológico, no se puede demostrar una relación de causalidad entre pagos a médicos e incremento de la prescripción. Además, sólo se estudiaron dos grupos de fármacos, de modo que los resultados no son generalizables.

[Hasta aquí la descripción formal, excesivamente formal y excesivamente formalizada por las normas de publicación de las grandes revistas médicas y por la ideología dominante, de un estudio que parece oportuno, pues presenta pruebas (ciertamente de valor metodológico bajo) de que la promoción comercial modifica los hábitos de prescripción de los médicos. No se trata en modo alguno de un descubrimiento. Sólo hace falta preguntarse por qué las compañías farmacéuticas están tan interesadas en ser generosas con los médicos, sobre todo los “especialistas”. Las compañías saben lo que sabe todo el mundo: que el principal decisor del gasto en sanidad es el médico, y que “el médico” (competente o no, honrado o no) se escuda en su “criterio profesional”.]