Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 100577
 
Tweet
Makary M, Daniel M. Medical error - the third leading cause of death in the US
British Medical Journal (BMJ)
3 de mayo 2016
Volumen 353 página(s) i2139

Los efectos adversos de los medicamentos, consecuencia de errores de medicación o no, constituyen la 3ª causa de mortalidad en EEUU. En este artículo se revisan los [escasos] datos disponibles. [Entre corchetes nuestros escasos comentarios.]

Los certificados de defunción no sirven para evaluar el peso de los efectos adversos sobre la mortalidad general, porque se basan en atribuir un código de la CIE a la causa de la muerte. En consecuencia, las causas de muerte no asociadas a un código CIE no son capturadas por estas estadísticas.

El error médico ha sido definido como una actuación no intencionada (por omisión o por comisión) o una actuación con la que no se obtiene el resultado esperado [esta parte de la definición sólo añade confusión: el fracaso terapéutico no es un error médico, aunque es matizada por la continuación de la definición si se le añade el paréntesis], (a causa de) su no aplicación (error de ejecución), o de su elección errónea (error de planificación), o una desviación de los procedimientos habituales que puede causar o no causar daño al paciente.

Magnitud del problema

En EEUU la estimación más citada de número de muertes anuales por errores médicos, del Institute of Medicine (IOM), data de 1999. En el informe del IOM se describe una incidencia de 44.000-98.000 muertes anuales. Esta conclusión no estaba basada en un estudio específico, sino en otros dos: el Harvard Medical Practice Study, de 1984, y el Estudio de Utah y Colorado, de 1992. Pero ya en 1993, Leape, uno de los principales investigadores del estudio de 1984, publicó un artículo en el que argumentaba que la estimación del informe era demasiado baja, y que la cifra debía situarse alrededor de 180.000 muertes anuales.

Esta cifra más elevada ha sido también sugerida en estudios posteriores. Un informe de 2004 de la Agencia para la Calidad de la Atención Sanitaria (AHQR) de EEUU estimó 575.000 muertes anuales entre 2000 y 2002, que corresponde a unas 195.000 al año. Análogamente, un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento (ministerio) de Salud de EEUU basado en el examen de historias clínicas de pacientes hospitalizados en 2008 estimó 180.000 muertes por errores médicos, solamente entre los afiliados a Medicare. Con métodos similares, Classen et al han descrito una incidencia de 1,13% de pacientes hospitalizados. Si se aplica esta tasa a todos los ingresos hospitalarios registrados en EEUU en 2013, da una cifra de más de 400.000 muertes al año, más de 4 veces la estimación del IOM.

Análogamente, Landrigan et al hallaron una tasa de mortalidad por efectos adversos de desenlace mortal de 0,6% en un grupo de hospitales de Carolina del Norte, de 2002 a 2007. Una extrapolación al conjunto del país daría 134.581 muertes al año, solamente entre pacientes hospitalizados.

Hay que tener en cuenta que ninguno de los estudios conocidos ha capturado las muertes ocurridas fuera de establecimientos sanitarios especializados, como residencias de tercera edad y centros de cirugía ambulatoria.

En una revisión bibliográfica con análisis ajustado, James estimó entre 210.000 y 400.000 muertes anuales por errores médicos entre pacientes hospitalizados.

Los autores de este trabajo han calculado una tasa media de mortalidad por errores médicos de 251.454 al año, basada en los estudios publicados después del informe del IOM de 1999. “Creemos que estas son infraestimaciones de la verdadera incidencia de muerte por errores médicos, porque los estudios citados se basan en los errores extraíbles del examen de la historia clínica, y sólo incluyen muertes en pacientes hospitalizados”.

“A pesar de que las suposiciones sobre las que se basa la extrapolación de los resultados de estudios al conjunto de la población de EEUU podría limitar la precisión de nuestra estimación, la ausencia de datos nacionales subraya la necesidad de una medición sistemática del problema”.

"La comparación de nuestra estimación con las causas de muerte CIE publicadas por los CDC sitúan los errores médicos como la tercera causa de muerte en EEUU."

[La escasez y pobreza de los datos disponibles se combina con la definición poco precisa de los límites del error médico. Como comentan los autores, precisamente lo que más llama la atención es la falta de datos. La falta de datos evidencia la falta de voluntad para obtenerlos.]