Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/2/2021
SIETES contiene 93212 citas

 
Ref. ID 100529
 
Tweet
Anónimo. Ruxolitinib et polycythémie essentielle
La Revue Prescrire (Prescrire)
abril 2016
Volumen 36 página(s) 246-50

La policitemia esencial es un síndrome mieloproliferativo que se asocia a un riesgo elevado de accidentes trombóticos, y tras años de evolución, de fibrosis medular y de transformación en leucemia aguda.

El tratamiento se basa sobre las sangrías y la administración de AAS a dosis antiagregantes, y en algunos pacientes asociado a la hidroxicarbamida. En caso de fracaso o de intolerancia a este citotóxico, se han propuesto diferentes fármacos pero sin un tratamiento de referencia.

El ruxolitinib, un inhibidor de las cinasas Janus (tirosinas cinasas relacionadas sobre todo con la hematopoyesis), ha sido autorizado en los pacientes con policitemia esencial en caso de fracaso o intolerancia a la hidroxicarbamida. En un ensayo clínico no ciego, con 222 pacientes, durante 32 semanas, el ruxolitinib fue comparado con un tratamiento a elección de los investigadores. La hidroxicarbamida fue elegida en un 59% de los casos, en los que los pacientes eran intolerantes o tenían una enfermedad resistente a este citotóxico. En el grupo tratado con ruxolitinib, las hemorragias fueron menos frecuentes que en el grupo control.

El perfil de efectos adversos del ruxolitinib es poco conocido en esta situación, a causa de la falta de estudios adecuados a largo plazo. A corto plazo, expone a los pacientes a anemia y trombopenia, hemorragia, infecciones a veces graves, cefalea, trastornos sensoriales y aumento de peso, y probablemente a los efectos adversos graves de los inmunosupresores.

El ruxolitinib es metabolizado sobre todo por las enzimas CYP3A4 y CYP 2C9, lo que hace prever numerosas interacciones.

En conclusión, en los pacientes con una policitemia esencial que no responden o intoleran la hidroxicarbamida, la evaluación clínica del ruxolitinib se basa en un ensayo a corto plazo. En comparación con los tratamientos poco eficaces, mostrar sólo una reducción de la hemorragia con ruxolitinib es insuficiente para considerarlo un avance, dada su toxicidad y las incertidumbres a largo plazo.