Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 21/10/2019
SIETES contiene 92826 citas

 
Ref. ID 100427
 
Tweet
Owen J. Pay drug companies $1bn for each new antibiotic, says report
British Medical Journal (BMJ)
19 de mayo 2016
Volumen 353 página(s) i2863

En su informe final titulado Tackling drug resistant infections globally, un “grupo independiente” de revisión de las resistencias a antimicrobianos recomienda que las compañías farmacéuticas deberían recibir un premio de 1.000 M$ por cada nuevo antibiótico que comercializan. El “grupo independiente” fue presidido por el secretario comercial del Tesoro del Reino Unido, y fue encargado por el Primer Ministro Cameron hace dos años, y financiado por el gobierno y el Wellcome Trust.

Se calcula que en la próxima década será necesario destinar 40.000 M$ (35.000 M€) a luchar contra “una de las principales amenazas sanitarias con las que se enfrenta el mundo”.

Se calcula que en el mundo anualmente fallecen 70.000 personas víctimas de cepas resistentes de infecciones bacterianas, tuberculosis, paludismo y VIH. Si no se aplican medidas, esta cifra podría aumentar hasta 10 millones al año en el 2050. Si no se aplica ninguna medida, el coste económico global hasta el 2050 podría ser de 100 B$ (billones).

Cada país debería adoptar objetivos para dentro de 10 años para reducir el consumo de antibióticos en agricultura. Los antibióticos críticos para la salud humana no deberían ser utilizados en ganadería.

Entre las principales recomendaciones se incluyen la mejora de la higiene para evitar infecciones, un recorte del uso de antibióticos en ganadería y una mejor vigilancia global de la resistencia a antibióticos. Otras recomendaciones fueron promover el uso de pruebas de diagnóstico rápido de las infecciones, mayor cobertura vacunal, más recursos para la investigación en enfermedades infecciosas, y la creación de un fondo global de innovación para la investigación y desarrollo en el campo de la resistencia a antibióticos, así como un nuevo organismo mundial que se encargue de las resistencias a antibióticos (curioso que no se cite la OMS).

[La primera recomendación del informe citada en esta noticia, premiar a las compañías que desarrollen nuevos antibióticos, tiene sentido en una sociedad capitalista: los antibióticos se suelen usar en tandas de tratamiento cortas, de modo que una prescripción da lugar a poco gasto. Las compañías prefieren desarrollar medicamentos que ni curen ni maten, para que una sola prescripción genere consumo para toda la vida del paciente (por ej., estatinas, antihipertensivos).]