Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 15/7/2019
SIETES contiene 92792 citas

 
Ref. ID 100392
 
Tweet
Menant JC, Wong AK, Trollor JN, Close JC, Lord SR. Depressive symptoms and orthostatic hypotension are risk factors for unexplained falls in community-living older people
Journal of the American Geriatrics Society (J Am Geriatr Soc)
mayo 2016
Volumen 64 nº 5 página(s) 1073-8

Los resultados de este estudio indican que alrededor de 40% de las personas que se caen por causas inexplicadas han sido anteriormente diagnosticadas en alguna ocasión de hipotensión ortostática.

ANTECEDENTES: Cuando una persona de edad avanzada se cae, se trata de distinguir entre las caídas debidas a problemas de equilibrio (por ejemplo, por resbalar) de las caídas sin causa aparente (“inesperadas”), es decir las precedidas por mareo o sensación de caída o sin síntomas de aviso).

OBJETIVO: Investigar los factores de riesgo de las caídas sin causa aparente en personas ambulatorias de edad avanzada.

MÉTODOS: Se realizó un estudio prospectivo de cohortes en 529 personas de edad avanzada (edad media de 79,8 años; 52,2% mujeres) ambulatorias en Sydney, Australia. Los participantes aportaron información demográfica, médica y sobre los medicamentos que tomaban. Al inicio se realizó una evaluación cardiovascular (prueba de la mesa basculante, velocidad de la onda), cognitiva y sensorial y motora. La hipotensión ortostática, al inicio del estudio, fue definida como una caída de 20 mm Hg o más de la presión arterial sistólica, o de 10 mm Hg o más de la diastólica durante los primeros 3 minutos de una prueba de mesa basculante. Se registraron las caídas en cuestionarios mensuales, durante 12 meses. Las personas que se cayeron de manera inesperada fueron las que describieron una caída debida a una pérdida de conciencia, mareo, sensación de desplomarse o “que se encontraron de golpe en el suelo”.

RESULTADOS: De los 523 participantes disponibles tras el período de seguimiento, 238 (45,5%) notificaron una o más caídas; 35 participantes cumplieron la definición de caída inesperada. Las caídas inesperadas (39,4%) mostraron mayor probabilidad que las caídas por pérdida del equilibrio (n=203; 20,5%) y que las personas que no se cayeron (n=291; 22,4%) de tener hipotensión ortostática. También mostraron mayor prevalencia de síntomas de depresión (24,2%, 10,1% y 7,9%, respectivamente). Las caídas inesperadas dieron lugar a más lesiones (88,6%) que las caídas por problemas de equilibrio (70,9%). Llama la atención que la presión arterial en posición sentada, el uso de fármacos cardiovasculares y la prevalencia de hipertensión y de diabetes fueron similares en los tres grupos. La aplicación de un modelo de regresión múltiple mostró que los síntomas depresivos y la hipotensión ortostática fueron determinantes significativos e independientes de caída inesperada.

CONCLUSIÓN: Aproximadamente un 15% de las personas de edad avanzada que se caen lo hacen de manera inesperada. Los resultados de este estudio sugieren que la hipotensión ortostática no diagnosticada podría ser una causa frecuente de caída de causa desconocida. Las caídas inesperadas dan lugar a más lesiones. Los síntomas depresivos y la hipotensión ortostática incrementaron el riesgo de caída inesperada, mientras que los déficits cognitivos y la afectación sensorial y motora y del equilibrio no lo incrementaron. Se debe investigar si la psicoterapia y el ejercicio físico mejoran el humor y si la revisión sistemática de la medicación y los tratamientos no farmacológicos tienen eficacia en el tratamiento de la hipotensión ortostática y de la depresión, para reducir el riesgo de caída inesperada.

[La hipotensión ortostática puede pasar desapercibida para el médico, porque el paciente no siempre se la describe al médico. Además, una sola toma de presión arterial en posición de pie puede no detectar la hipotensión ortostática. La intensidad de la hipotensión ortostática puede variar de un día a otro, y en ocasiones aparece solamente al cabo de unos minutos de levantarse (la llamada hipotensión ortostática retardada). Finalmente, la asociación entre síntomas depresivos y caída inexplicada no tiene por el momento una explicación plausible (aunque los autores no indican si la prevalencia de uso de fármacos antidepresivos mostró diferencias entre los tres grupos.]