Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 20/10/2020
SIETES contiene 93128 citas

 
Ref. ID 100386
 
Tweet
Jansen J, Naganathan V, Carter SM, McLachlan AJ, Nickel B, Irwig L, Bonner C, Doust J, Colvin J, Heaney A, Turner R, McCaffery K. Too much medicine in older people? Deprescribing through shared decision making
British Medical Journal (BMJ)
3 de junio 2016
Volumen 353 página(s) i2893

Excelente revisión sobre aspectos clínicos, antropológicos y psicológicos relacionados con la retirada de medicamentos (desprescripción) en pacientes polimedicados. Reproducimos algunos párrafos.

Generalmente la polifarmacia se define como tomar más de 5 medicamentos de prescripción de manera continuada.

Pacientes y médicos típicamente sobreestiman los efectos beneficiosos de los tratamientos e infraestiman sus riesgos. Cuando participan en la toma compartida de decisiones, resultan mejor informados sobre los posibles resultados y la consecuencia es que el paciente tiende a elegir opciones más conservadoras (es decir, menos medicamentos), lo que facilita la desprescripción. (Esta frase contiene citas de estudios sobre los que se basan sus afirmaciones).

Reunimos pruebas de las publicaciones en las áreas de conocimiento de la psicología, la comunicación y la toma de decisiones. Para cada paso del proceso de la toma conjunta de decisiones, describimos las tareas necesarias para tomar decisiones de retirada, identificamos los retos para las personas de edad avanzada, sus compañeros y los profesionales que los atienden, damos consejos prácticos para superar estos retos, identificamos las áreas en las que es necesaria más investigación e identificamos prioridades para la investigación.

Se describen los siguientes apartados:

Proceso de desprescripción en pacientes de edad avanzada

- Actitudes de las personas mayores sobre los medicamentos

- Sesgos cognitivos

- Cuando iniciar un diálogo sobre la retirada de medicamentos

- Decisiones multidisciplinarias e implicación del o la compañero

Paso 2: Hablar sobre las opciones y sus efectos beneficiosos y perjudiciales

- Comprender las opciones

- Conocer los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales de cada opción

- Comunicar la incertidumbre

- Distinguir entre los diferentes tipos de medicamentos

Paso 3: Explorar las preferencias del paciente sobre las opciones disponibles

- Las preferencias de las personas mayores cambian y son inestables

- Comparar los efectos beneficiosos y los perjudiciales es más complejo en personas mayores

Paso 4: Toma de decisiones

- Preferencias del paciente sobre su implicación

- La desprescripción es un proceso activo continuo

¿Qué hacer ahora?

La desprescripción es un importante reto, y no es de los fáciles. La toma compartida de decisiones debe ser parte integral del proceso de desprescripción, pero su puesta en práctica en la clínica diaria es compleja. Nuestro consejo es, como mínimo, informar a las personas mayores (y a sus compañeros) sobre la posibilidad de desprescribir, e invitarlos a expresar sus preferencias y voluntades sobre las opciones disponibles. Esto necesita una cuidadosa individualización, porque las preferencias, la voluntad de cambio y la capacidad de implicarse varían ampliamente de una persona a otra. Está claro que esto toma tiempo. Podría ser necesario aplicar medidas de protección del horario, incremento de recursos e incluso retribuciones específicas. Es urgentemente necesario reunir más pruebas sobre estas cuestiones para apoyar mejor al clínico en la tarea de reducir la polimedicación. En particular, es necesario identificar mejores maneras de comunicar efectos beneficiosos y perjudiciales y para promover la expresión de las preferencias del paciente de maneras que apoyen la toma compartida de decisiones.

Mensajes clave

La desprescripción es un proceso de retirada planificada y supervisada o de detención de la medicación innecesaria.

- La toma compartida de decisiones debe ser parte integral del proceso de desprescripción.

- Numerosos factores afectan este proceso, entre ellos la credibilidad del consejo clínico, las actitudes contradictorias del paciente sobre los medicamentos, los sesgos cognitivos que determinan una preferencia por no modificar las costumbres y la información positiva, y las dificultades en el procesamiento de la información.

- Existe incertidumbre sobre el efecto de la comunicación de riesgos y las herramientas para identificar las preferencias de las personas mayores.

- Las preferencias de las personas mayores para hablar de la esperanza de vida y la calidad de vida varían ampliamente, pero incluso aquellos que desean delegar sus decisiones no dejan de apreciar hablar de las opciones disponibles.