Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 12/11/2019
SIETES contiene 92833 citas

 
Ref. ID 100312
 
Tweet
Moore N, Salvo F, Duong M, Gulmez SE. Does paracetamol still have a future in osteoarthritis?
The Lancet (Lancet)
21 de mayo 2016
Volumen 387 nº 10033 página(s) 2065-6

Se comenta el metanálisis de da Costa et al-100313 sobre AINE y paracetamol en el tratamiento del dolor de la artrosis. Los resultados muestran que los AINE son más o menos eficaces, con cierta relación con la dosis. Se examinaron los llamados coxibs, además de diclofenac, naproxeno, ibuprofeno y paracetamol.

A diferencia de etoricoxib, diclofenac y rofecoxib, paracetamol no mostró eficacia ni a dosis de 3.00 mg al día o más. La magnitud del efecto terapéutico pareció más o menos proporcional a su afinidad por la COX-2 y a la dosis. Diclofenac es el inhibidor más potente de la COX-2, y se suele utilizar a dosis comparativas relativamente más altas que los demás AINE; diclofenac es 17 a 87 veces más potente que celecoxib para inhibir la COX-2. Celecoxib se suele administrar a dosis de 200 mg al día, pero la dosis que sería equivalente a 150 mg al día de diclofenac sería por lo menos de 3.000 mg al día. Por eso en realidad no es más eficaz que diclofenac, pero puede parecer más seguro. Otros factores determinantes del efecto sería la afinidad por la COX-1 y la farmacocinética.

Los ensayos clínicos con AINE se realizan en contextos y sobre pacientes muy diferentes de los de la práctica clínica habitual. En los ensayos el protocolo determina que hay que tomar AINE diariamente durante 6 a 12 semanas, y en ocasiones hasta un año. Los AINE son analgésicos, pero no modifican el proceso patológico, y por este motivo no es necesario tomarlos diariamente. Los estudios de utilización indican que los pacientes con artrosis toman alrededor de 100 DDD en un año. Un 75% de los pacientes con artrosis usaron AINE durante menos de dos semanas en cada tanda, y menos de un 20% de todos los usuarios de AINE por prescripción médica adquieren medicamento para más de 60 días de tratamiento a lo largo de dos años. Ya va siendo hora de que los ensayos clínicos con AINE sean realizados con pautas diferentes de la administración de una dosis fija de fármaco durante semanas o meses. Estos ensayos pragmáticos han sido realizados en el tratamiento del dolor agudo, pero no en el del dolor crónico.

El resultado que más llama la atención del metanálisis en red de da Costa et al-100313 es que el paracetamol no parece tener ningún efecto analgésico demostrable en la artrosis, ni a dosis altas. Este resultado no es totalmente inesperado. El paracetamol ha estado comercializado desde tiempos inmemoriales. Su eficacia no ha sido nunca adecuadamente establecida o cuantificada en patologías crónicas, y probablemente no sea la que muchos creen. Su inseguridad es manifiesta. ¿Es todavía posible recomendarlo como analgésico universal de primera línea para la artrosis?

Quizá los investigadores deben reevaluar las percepciones erróneas generalizadas sobre los riesgos percibidos de los AINE y la eficacia percibida del paracetamol, así como otras opciones que fueron descartadas con el tiempo.
Citas relacionadas Citas relacionadas 100313