Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 19/10/2018
SIETES contiene 92571 citas

 
Ref. ID 100280
 
Tweet
Chao TF, Liu CJ, Liao JN, Wang KL, Lin YJ, Chang SL, Lo LW, Hu YF, Tuan TC, Chung FP, Chen TJ, Lip GY, Chen SA. Use of oral anticoagulants for stroke prevention in patients with atrial fibrillation who have a history of intracranial hemorrhage
Circulation (Circulation)
19 de abril 2016
Volumen 133 nº 16 página(s) 1540-7

En pacientes con fibrilación auricular (FA) los anticoagulantes orales (ACO) reducen el riesgo de ictus isquémico. Sin embargo, existe incertidumbre sobre la conveniencia de reiniciar el tratamiento ACO en caso de que el paciente sufra una hemorragia intracraneal (HIC).

En la base de datos de la Seguridad Social de Taiwan se identificaron 12.917 pacientes con antecedente de HIC y nuevo diagnóstico de FA. Se analizó el curso clínico según el tratamiento antitrombótico que recibieron: ninguno, antiagregante plaquetario (AAP) o ACO (warfarina).

Durante un seguimiento de una duración promedio de 3,3 años, se registraron 3.857 episodios de HIC (2%) y 21.017 de ictus isquémico (13%).

Tras ajustar por edad, sexo, puntuación CHA2-DS2-VASc y la presencia de comorbididad, el antecedente de HIC fue un factor de riesgo independiente de nueva HIC (HR=5,27). Diabetes y presencia de enfermedad vascular también fueron factores de riesgo de HIC.

En los 8.211 pacientes con antecedente de HIC (64%) que no recibieron tratamiento antitrombótico, la incidencia anual de ictus isquémico fue de 5,8%, y la de HIC fue de 4,2%.

Comparados con ningún tratamiento, el tratamiento AAP no redujo el riesgo de ictus isquémico (5,2%) pero aumentó el de HIC (5,3%).

El tratamiento ACO se asoció a una menor incidencia de ictus isquémico (3,4%) pero mayor incidencia de HIC (5,9%).

En un análisis basado en la puntuación CHA2-DS2-VASc, la relación beneficio/riesgo de ictus isquémico o de HIC favoreció el tratamiento con warfarina sobre no dar ningún tratamiento en pacientes con puntuación de 6 o más. En un análisis por puntuaciones de propensión los resultados fueron muy parecidos. En pacientes con puntuación CHA2_DS2-VASc de 6 o más, el NNT para evitar un ictus isquémico (NNT=37) fue más bajo que el NNH para causar un episodio de HIC (NNH=56). En pacientes con puntuación CHA2-DS2-VASc de <6, el NNT para evitar un ictus isquémico (NNT=63) fue más alto que el NNH para causar un episodio de HIC (NNH=53).

INTERPRETACIÓN: En este estudio de pacientes asiáticos con FA que habían sufrido una HIC, el reinicio del tratamiento con warfarina parece justificado en los pacientes con una puntuación CHA2-DS2-VASc de 6 o más, mientras que probablemente para los pacientes con puntuaciones más bajas la mejor opción sea no prescribir tratamiento ACO. Además, los resultados de este estudio subrayan la falta de pruebas que sustenten el empleo de AAP en estos pacientes.