Sistema de Información Esencial en Terapéutica y Salud

@SIETES7

Última actualización: 25/5/2020
SIETES contiene 93010 citas

 
Ref. ID 100052
 
Tweet
Majumdar SR. Antihypertensive treatments for adults with type 2 diabetes
British Medical Journal (BMJ)
11 de febrero 2016
Volumen 352 página(s) i560

Se comenta el metanálisis de Bangalore et al-100061 sobre inhibidores del eje renina-angiotensina (IERR) comparados con otros antihipertensivos en el tratamiento de la hipertensión arterial en pacientes con diabetes.

En resumen: los pacientes con diabetes necesitan una mejor regulación de la presión arterial, no más debate sobre los méritos relativos de cada clase de fármacos.

En relación con la posible diferencia de eficacia sobre la mortalidad entre IECA y antagonistas de la angiotensina (ARA2) en el tratamiento de la hipertensión arterial, el autor reconoce que los primeros ensayos clínicos controlados con placebo con IECA mostraron un importante efecto beneficioso, que no fue confirmado en ensayos posteriores con ARA-2. El autor opina que la diferencia podría ser real, pero también podría ser debida a que en los ensayos clínicos más recientes con ARA-2 los pacientes tomaban más medicaciones protectoras, lo que dio lugar a una tasa más baja de morbimortalidad cardiovascular en los grupos placebo. [Esta explicación podría ser útil ‘para las diferencias entre IECA y ARA-2, pero en contrapartida pone en duda la necesidad del tratamiento con cualquiera de estos fármacos: si la incidencia en el grupo placebo es muy baja, ¿es necesario el tratamiento?]

El autor pone en duda la validez de los resultados de Bangalore et al-100061 en relación con las variables nefrológicas. Los autores concluyen que los IERR no son mejores que otros antihipertensivos.

En cualquier caso, los resultados de esta nueva revisión sistemática no aportan gran cosa al tratamiento de la hipertensión arterial en personas con diabetes. Primero, muchos pacientes con diabetes presentan a menudo otras indicaciones para fármacos IERR. Segundo, muchas personas con diabetes necesitan más de un antihipertensivo para regular la presión arterial, y probablemente sea secundario el orden en el que se introduce cada fármaco en el tratamiento del paciente. En tercer lugar, las pruebas disponibles apuntan a que la cifra de presión arterial sistólica ideal en pacientes con diabetes no debe ser superior a 140 ni inferior a 120 mm Hg; se debe apuntar a 130 mm Hg, y la prioridad es identificar estrategias que permitan alcanzar este objetivo.
Citas relacionadas Citas relacionadas 100061